sábado. 02.03.2024

Una nueva mala noticia castiga al Barcelona. Después de su eliminación de la Champions League en manos del Paris Saint-Germain, el equipo que dirige Ronald Koeman quiere ir por todo en La Liga. Por ahora, se ubican en la segunda posición por debajo del Atlético de Madrid que suma 66 puntos, 4 por encima del blaugrana. 

Pero su preparación para el regreso del torneo va a tener que atravesar algunos altibajos. El primero de ellos es la lesión de Ansu Fati. El bisauguineano se lesionó el menisco interno de su rodilla izquierda el 7 de noviembre del año pasado. Y hace algunos meses su médico Ramon Cugat declaró que “la evolución de su lesión sigue un curso muy satisfactorio”. Pero esto parece haber cambiado en el último tiempo.

El tiempo de recuperación ya se ha cumplido pero frente a los nuevos controles médicos, las malas noticias reaparecieron. El menisco no termina de suturarse y eso haría que el futbolista de 18 años tenga que ser intervenido quirúrgicamente otra vez. Según los especialistas la mejor solución para esta limitación sería volver a suturarlo o finalmente extirparlo.

Esto lo dejaría afuera hasta por lo menos junio de este año, algo que complicaría mucho su carrera y la del equipo catalán. Cómo también su representación en el seleccionado español. El deportista también se perdería la Eurocopa y los Juegos Olímpicos. Una muy mala noticia en su carrera para su corta edad que a pesar de recién estar en sus comienzos, es una lesión que se vuelve a repetir en muchos casos. 

La dirigencia culé deberá pensar en una nueva variante para esta posición ya que el jugador podría ausentarse por más tiempo de lo esperado. ¿Podrán recuperarlo antes del comienzo de la próxima temporada?

Crece la preocupación en el plantel del Barcelona por la lesión de Ansu Fati