sábado. 02.03.2024

El futuro del entrenador español, Mikel Arteta, en el Arsenal estaba en la cuerda floja. Los resultados en la Premier League no eran los esperados y está ubicado en el puesto N°11 de la tabla de posiciones, por debajo de la mitad algo poco esperado para un club como este. 

Pero la sorpresa la quisieron dar en la Europa League. En el partido de ida que se jugó en Roma, el partido terminó en un 1 a 1 que dejó a los dos equipos con expectativas. Ninguno de ellos pudo tener localía, ya que el gobierno portugués no permitía el ingreso de los jugadores de Inglaterra a su país. Luego, no dejó que los del Benfica viajen a Reino Unido y debieron jugar la vuelta en Grecia

El partido empezó con el gol de la máxima figura del conjunto inglés, Pierre Aubameyang, a los 21 minutos del primer tiempo. Pero antes del final de la primera parte, Diogo Gonçalves marcó el 1 a 1 que llevaba a ambos equipos a la definición por penales para conseguir el pase a octavos de final. 

En el comienzo del segundo tiempo, el entrenador portugués, Jorge Jesus, realizó un cambio que podría beneficiar a su equipo. Darwin Nuñez ingresó en el lugar del suizo Haris Seferovic. Algo que mejoró el partido y a los 61 minutos, Rafa pudo poner el 2 a 1 a favor del Benfica

La preocupación se activó en Los Artilleros y rápidamente el DT español dispuso dos cambios. La salida de Emile Smith-Rowe y Dani Ceballos permitieron el ingreso de Willian y Thomas Partey. Solo 5 minutos después, Kieran Terney marcó el 2 a 2 pero no les alcanza a los ingleses que debían convertir un gol más para seguir en juego. 

En ese momento, volvió a aparecer la presencia de Aubameyang y convirtió el 3 a 2 a los 87 minutos para convertirse en el segundo equipo inglés en quedarse entre los 16 mejores del torneo.

 

El Arsenal logró el pase a octavos de final y le da un respiro a Mikel Arteta