sábado. 02.03.2024

El delantero serbio, Luka Jovic, fue una de las transacciones más caras que realizó el Real Madrid en los últimos años. El jugador llegó al Merengue luego de que la dirigencia pague 60 millones de Euros por él pero fue su transacción más fallida ya que su rendimiento no fue el esperado y no pudo lucirse en el equipo español. En este nuevo mercado de pases, el club español decidió enviarlo a préstamo a la institución donde lo había comprado, el Eintracht Frankfurt

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Luka Jovic (@lukajovic)

Tras una semana desde su llegada al equipo, el futbolista de 23 años ya está luciéndose. En su regreso fueron pocos los días que entrenó con el plantel pero el director técnico Adi Hutter eligió llevarlo al banco de suplentes para el partido frente al Schalke 04. El austriaco puso su voto de fé en el surgido en Estrella Roja de Belgrado y su intuición no falló.

Jovic entró a la cancha a los 61 minutos en lugar de Erik Durm. El equipo ya ganaba por 1 a 0 luego del gol del portugués André Silva en el primer tiempo. Más tarde, el ex jugador del Real Madrid convirtió un doblete e hizo arrepentir a los dirigentes del equipo madrileño por su decisión. Es que el jugador salió a la cancha con ganas de demostrar su nivel y lo logró a los 72 y 91 minutos. 

Ahora, Luka se muestra cómodo en el equipo, algo que no le pasaba en España ya que le costaba comunicarse por no saber el idioma, y no lograba formar una relación con el plantel. Al parecer, volver a Alemania le facilita muchos factores lo que afectaba en lo personal, y que no le permitían desarrollarse como jugador.

Tras su salida del Real Madrid, Luka Jovic la rompe en Frankfurt